Entrega del Alba a los seminaristas de primer curso

Ayer, día de la Presentación del Señor en el Templo de Jerusalén, tuvo lugar la entrega de albas a los hermanos de primer curso durante el rezo de Vísperas.

Este acto, que realiza y significa vestir la librea de Cristo, las vestiduras con las que el Señor nos quiere vestir como símbolo de nuestra entrega a la vocación sacerdotal, es un acto que marca el comienzo de la andadura que culminará, Dios mediante, con la ordenación sacerdotal. Don Demetrio, quien presidió el rezo de Vísperas, recordó que “es necesario lavar nuestras vestiduras en la sangre del Cordero, como hicieron los mismos mártires”. Asimismo nos ha invitado a perseverar y no bajar la guardia en nuestra relación con el Señor.

Damos la enhorabuena a nuestros hermanos Ángel, Pepe y Miguel Ángel por este precioso paso que acaban de dar. Rezamos por ellos para que sigan perseverando en este gran y hermoso camino.