Ejercicios Espirituales de los seminaristas

whatsapp-image-2016-11-09-at-17-48-32

Cada año, una vez adentrados en el curso, los seminaristas interrumpimos las clases durante una semana para realizar los Ejercicios Espirituales.

En esta ocasión, del 31 de octubre al 6 de noviembre todo el Seminario nos encaminamos a la Casa Diocesana de San Antonio donde, en un clima de recogimiento, nos adentramos en esta semana de Ejercicios Espirituales ignacianos de la mano de D. Juan Diánez, padre espiritual del Seminario Mayor de la Diócesis de Toledo.

“Lo que no afecta al corazón, no afecta a la vida”, nos decía el director de los Ejercicios al inicio. Han sido días de Gracia para todos, en los cuales se nos ha invitado a entrar en la intimidad del Corazón de Cristo, en su conocimiento interno para, después, poder “reflectir” -como indica el propio San Ignacio en los Ejercicios- en cada una de nuestras vidas.

El último día, tuvimos la visita de nuestro Obispo, Don Demetrio, que nos animó a dejarnos transformar por el Amor misericordioso de Dios, el cual se manifiesta con especial intensidad en los días de Ejercicios.

Damos gracias a Dios por esta oportunidad que se nos regala, a las religiosas y a los que han cuidado de nosotros estos días, a los bienhechores y a todos aquellos que nos acompañan siempre con sus oraciones.

Seguimos caminando en nuestro camino vocacional hacia el Sacerdocio “con grande ánimo y generosidad”.

La Comunidad del Seminario.